El GameBoy de la Muerte

Sí, las consolas portátiles son una maravilla! Nos ahorran la necesidad de una TV y muchos cables, además de brindarnos la comodidad de poder jugarlas donde sea, a la hora que sea… Bueno, siempre y cuando sepamos cuando es momento y lugar para hacerlo… No como este pequeño cuya vida estuvo en riesgo de terminar, todo por no quitar los ojos de la consola…

Santo chingadazo que se pega el chamaco… Afortunadamente no pasó a mayores y tampoco pasó el tren xD Y alguien alcanza a sacarlo de ahí antes de que algo feo (entiéndase, el tren) pasara… La moraleja: Los pinches ojos en el pinche camino y no en el pinche GameBoy (o NDS, PSP, o cualquier otra consola o dispositivo portátil como celular y laptop, etc…) cuando vayas caminando, sobretodo si vas pendejeando a un lado de las vías del metro…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: